Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva en marcha

El titular del Palacio de Hacienda anticipó que con el FMI «hay un entendimiento del fracaso del programa anterior». Creará una Unidad Especial de Gestión de Sostenibilidad de la Deuda Externa y una Comisión Asesora formada por ex subsecretarios de Finanzas.

El flamante ministro de Economía de la Nación Martín Guzmán brindó este miércoles su primera conferencia de prensa en la que trazó un sucinto cuadro de la situación económica y social heredada del gobierno de Mauricio Macri y planteó los lineamientos generales del programa macroeconómico que implementarán.

En esa línea, el ministro anunció que enviarán en los próximos días un proyecto de ley de Solidaridad y Reactivación Productiva para sus tratamiento en sesiones extraordinarias, ratificó que el cepo seguirá hasta tanto «se tranquilice la economía», aseguró que la negociación con el FMI ya está marcha, dijo encararán el diálogo con los acreedores privados en los próximos días y negó que exista margen para más ajuste.

«Venimos a resolver lo que es una muy profunda crisis económica y social. La situación es de extrema fragilidad» aseguró Guzmán y advirtió: «El modelo que aplicó el gobierno anterior es un modelo que fracasó, es un modelo que en el mundo en general nunca ha funcionado y que generó una mucho mayor vulnerabilidad social».

Y señaló: «Lo que me pidió el Presidente es frenar la caída, tranquilizar la economía y sentar las bases de un proceso de desarrollo sostenible con inclusión social como debe ser».

De acuerdo con Guzmán tanto el FMI, como los acreedores privados y los mercados reconocen que la Argentina se endeudó mucho y en moneda extranjera y que se encuentra en una situación de virtual default.

Admitió que Argentina tiene que converger a una situación de equilibrio fiscal pero que eso no se puede hacer de golpe y advirtió: «En 2020 no se puede hacer un ajuste fiscal, eso profundizaría la recesión y agravaría la caída».

«La situación de la deuda es insostenible y financiarlo con emisión sería desestabilizante, lo mejor que podemos hacer es detener la contracción entendiendo que no tenemos los recursos para hacer un impulso fiscal fuerte», señaló.

«Ya hemos tenido conversaciones con el FMI y hay un entendimiento del fracaso del programa anterior, ahora hay que entender que es necesario aplicar un programa distinto que es el que estamos proponiendo» dijo el ministro y advirtió: «El FMI reconoce la gravedad de la situación económica argentina».

«Este no es un programa diseñado por el FMI sino que fue diseñado por nosotros mismos, somos un país soberano» aseguró y advirtió que «vamos a adecuar el acuerdo a los objetivos de sostenibilidad macroeconómico que se establecen en este programa».

Señaló que el proyecto de Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva incluye medidas para lidiar con la crisis económica y social «con la premisa central de proteger a los más vulnerables y restablecer las condiciones para frenar la caída de la actividad económica». De hecho adelantó que el aumento y sus características, anunciado por Alberto Fernández, a jubilados, trabajadores estatales y beneficiarios de planes sociales y AUH estará incluido en esa normativa.

También anunció que se creará una Unidad Especial de Gestión de Sostenibilidad de la Deuda Externa y una Comisión Asesora formada por varios ex subsecretarios de Finanzas.

Negó el levantamiento del cepo cambiario en el corto plazo y lo supeditó a que «se tranquilice la economía» y no descartó modificaciones en el régimen cambiario en el futuro.

FUENTE: Minuto Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *