El Senado realizó la audiencia para integrar la Cámara de Casación Penal de Concordia

La Comisión de Acuerdos de la Cámara de Senadores realizó esta mañana las audiencias a quienes fueron propuestos por el Poder Ejecutivo para cubrir en forma definitiva los tres lugares de la Cámara de Casación Penal de Concordia, tribunal de segunda instancia en el centro – este provincial · Cumplido este plazo, la Comisión que preside Horacio Amavet (Frente Creer – Uruguay) deberá emitir dictamen para ser tratado en plenario.

La Comisión de Acuerdos entrevistó a María del Luján Giorgio; Darío Perroud y Evangelina Bruzzo sobre aspectos generales, tales como la situación general de la Cámara que integrarán, el plan de trabajo, la situación de los recursos humanos y materiales y sobre política criminal, con eje en si es necesaria la Policía Judicial y el plazo de tratamiento de las causas. También les pidieron que detallen su situación patrimonial e impositiva.

En primer lugar se presentó María del Luján Giorgio, quien mencionó que la Cámara tiene solo dos años de experiencia, uno de los cuales fue “totalmente atípico” por la pandemia. “Es una institución absolutamente nueva. Sería necesario más personal. Si no se pueden incorporar más, con los recursos humanos que hay se debe hacer lo mejor que se pueda”, comentó.

En cuento al proyecto de trabajo, consignó que más allá de lo que haya que consensuarse con los otros dos integrantes de la Cámara es “muy enfática en respetar los plazos”. Propuso al respecto un monitoreo jurisdiccional, afirmando su experiencia le permite conocer dónde están los atascamientos que impiden el fluir de las causas en los Tribunales.

Se definió como una persona “agradecida” del Consejo de la Magistratura. Se mostró conforme con las modificaciones que se han hecho a la instancia oral y de antecedentes del proceso. Sólo mencionó que debería haber mayor periodicidad de los concursos para que no se prolonguen las suplencias.

Giorgio sentenció que una Policía judicial especializada “sería lo ideal”. Con respecto al rol actual de la Policía, dijo que hubo errores de comunicación en la implementación del nuevo paradigma del proceso acusatorio que reemplazó al inquisitivo. La Policía no supo, al principio, aggiornarse al nuevo rol del Fiscal como cabeza de la investigación penal. Ahora la policía sabe cuáles son los derechos de las víctimas y de los acusados, entendió

Además, afirmó que el agravamiento de la pena como acción disuasiva “no tiene la entidad que se le atribuye” y que el abordaje del menor en el delito merece “una discusión mayor que la que se le da”.

Por su parte, Perroud destacó su vocación por el derecho penal, nacida en épocas de estudiante. Asimismo, calificó como “un desafío” haber sido nombrado interinamente en Casación, luego de su paso por la Defensoría, Juez de Garantías y vocal del Tribunal de Juicio. Perroud es el único de los postulantes que forma parte de la actual conformación de Casación de Concordia, cargo al que llegó por decisión del Superior Tribunal en 2018.

“No soy un académico, soy un hombre de calle”, se definió.

En cuanto al plan de trabajo “nos propusimos optimizar el control de sentencias emitidas” por los Tribunales de Juicio, siguiendo el postulado de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que en el fallo “Casal” pidió que se revise “todo lo que sea revisable”. También situó como pautas de labor  “emitir sentencias claras en un lenguaje que pueda ser entendido por cualquier ciudadano. La sociedad tiene que entender lo que decimos y porqué lo decimos y esa argumentación tiene que ser sencilla y breve. No es fácil. Los abogados nos hemos criado en un lenguaje complejo. A los médicos es difícil leerlos y a los abogados es difícil entenderlos”, graficó.

Con respecto al Consejo de la Magistratura, centró su observación en la necesidad de acortar los plazos porque los procesos “muy largos” que suscitan que en el interín se producen cambios en las personas “que conspiran contra los procesos anteriores”.

En cuanto a la Policía “sería conveniente una Policía judicial, pero no está en agenda”, comentó, siendo que era un tema que antes ocupaba un lugar central en el debate de la política criminal.

Como resumen, dijo a la Comisión que se estaba viviendo “un día festivo para la democracia, porque estamos en un proceso de selección de jueces”.

En último término, Bruzzo citó dentro de sus objetivos la necesidad de acortar tiempos, imprimir celeridad y darle prioridad a las casos relacionados a género y con personas detenidas. Adelantó que piensa en conocer las causas en trámite para ordenar en función de estos criterios.

Se mostró a favor de la oralidad en la evaluación que realiza el Consejo de la Magistratura, una instancia que fue eliminada de los concursos actuales.

En cuanto a la Policía de Entre Ríos sostuvo que trabaja “muy bien”. Destacó en particular la labor de Criminalística, pero señaló que el anhelo de la Justicia es que haya una Policía Judicial que dependa del Ministerio Público Fiscal.

Cámara de Senadores de Entre Ríos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *