El HCD de Paraná trata el proyecto enviado por el Ejecutivo Municipal

Por iniciativa del Poder Ejecutivo Municipal de Paraná (DEM), se dará ingreso en la sesión de este jueves del Honorable Concejo Deliberante a un proyecto de ordenanza para regular la transición de una gestión política a otra.

“Cumpliendo con una promesa que hice en campaña presentamos hoy al HCD este proyecto de ordenanza con el objetivo es garantizar las transiciones entre la gestión entrante y saliente, dentro del marco institucional. El proyecto restringe nombramientos de personal y gastos por fuera del presupuesto municipal, durante el último año de gestión. De esta forma, se evita -por ejemplo- el perjuicio enorme que, por irresponsabilidad y cuestiones electorales, la gestión anterior generó a nuestra ciudad” explicó el intendente Bahl.

En el proyecto, además se dispone la creación de la Comisión de Transición de Gobierno, que tendrá el objetivo de recabar, sistematizar y procesar toda la información que se considere por las partes de utilidad para el traspaso e inicio de las actividades gubernamentales. El mismo se sintetizará en un Informe Final de Transición que será entregado por el Intendente en funciones al Intendente electo en un plazo de 10 días previos a la asunción del mismo, con carácter de Declaración Jurada.

En este plano, la norma entendida como un programa participativo e integrador, busca cubrir el vacío legal y procedimental en lo referente a la transición de la gestión administrativa del poder local, específica que la Comisión estará conformada por 10 miembros, cinco de ellos designados por el Intendente en funciones y cinco por el Intendente electo, ejerciendo sus funciones ad honorem y con el objeto de regular este período de transición que actualmente no se encuentra previsto en la Ley 10.027 de Régimen Municipal de Entre Ríos.

LA NORMA

Entre los puntos centrales, la norma regula la restricción del DEM a efectuar designaciones, pases a planta permanente o recategorizaciones de personal de cualquier naturaleza que afecten fuentes de financiamiento presupuestarias durante el último año de gestión; quedando exceptuadas de esta restricción las designaciones para el ingreso y/o ascensos en la planta permanente que sean resultado de procesos de selección y/o concursos ya iniciados o en curso; las prórrogas de designaciones transitorias y de contratos; la cobertura de cargos o contrataciones que no puedan postergarse por su carácter esencial, la especificidad técnica, profesional, criticidad o riesgo operativo; los pases a planta permanente y/o recategorizaciones derivados de negociaciones colectivas con gremios con personería gremial; y las designaciones de Personal de Gabinete.

Así, la iniciativa busca adecuar las gestiones Municipales “a procesos que cumplan con los estándares mínimos de calidad institucional, logrando un traspaso de gestión ordenada y responsable”; y desalentando “toda práctica que implique la falta de cooperación, la mala fe y el desorden de quienes constitucionalmente tienen el deber de efectuar un traspaso, garantizando la información necesaria para la gestión entrante y el logro de sus fines públicos para los que han sido elegido”.

“Se torna necesario institucionalizar y estandarizar los procesos de transferencia de la gestión administrativa y financiera, puesto que un proceso de transición redunda en un beneficio para la institucionalidad del Estado y garantiza el funcionamiento de los servicios y programas de gobierno. Ello, permitirá al Municipio velar por la adecuada continuidad de las actividades y las prestaciones de servicios públicos con eficiencia y calidad; así como, mantener un adecuado ambiente de control interno para evitar que se produzcan actos irregulares durante los procesos de traspaso de poder”, se describe en el texto de la norma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *