El futuro de los árboles de calle Racedo, en dudas

La Asamblea Ciudadana Vecinalista de Paraná informó que participó de la Mesa de Arbolado Urbano municipal que se reunió para evaluar la controversia por el plan de ensanche de calle Racedo en Paraná.

El colectivo vecinalista indicó que se les informó que “el proyecto de obra no está suspendido”. La entidad señaló que el diseño prevé reponer 3 árboles por cada uno de los 80 ejemplares que se extraigan, pero que estos números no se corresponden con la propuesta que estipula compensar “con 93 lapachos rosados y 47 palmeras pindó”.

En un comunicado, la Asamblea Vecinalista de Paraná dio a conocer un informe de su participación en La Mesa de Arbolado Urbano (MAU) que se reunió el martes 12 de enero. La entidad ciudadana indicó que el encuentro contó con la presencia de las autoridades municipales, la secretaria de Participación y Gestión Comunitaria, Juliana Robledo, junto a la subsecretaria de Ambiente y Acción Comunitaria, Vanesa Zehnder.

En este orden, se indicó que la idea era “elevar un informe a la viceintendenta, con la posición de la MAU sobre el tema del proyecto de ensanche del boulevar Racedo”. Días pasados Andrea Zoff había realizado declaraciones a la prensa donde expresó que el proyecto de reformas de la mencionada calle, entre las avenidas Ramírez y de Las Américas, había quedado suspendido momentáneamente ante la oposición de los vecinos de esa arteria. La gente del barrio se resiste a los trabajos proyectados porque ven peligrar la vida de la arboleda de lugar y creen que no es necesaria la obra porque atenta con su estilo de vida.

En este sentido, desde la Asamblea Vecinalista se afirmó que les fue indicado “que el Proyecto no está suspendido y se enmarca en el Plan Nacional Argentina Hace II”, se precisó. “La subsecretaría de Ambiente firmó un certificado de Aptitud Ambiental para la aprobación del Proyecto, condicionado a la presentación de un Plan de Manejo Ambiental previo al inicio de la obra”, se aclaró, y que la mencionada dependencia “no ha realizado esa evaluación”.

En cuanto las posiciones expresadas por los distintos participantes en el encuentro, entre los que se encuentran entidades ambientalistas y organizaciones promotoras del arbolado, desde la Asamblea se comentó que “todas las organizaciones presentes rechazaron el proyecto en términos de un ensanche vial innecesario, de extracción de árboles y pérdida de un espacio verde significativo para la ciudad. Se plantearon recomendaciones generales, como la necesidad de que estas intervenciones se enmarquen dentro de una planificación general de la ciudad, dónde se tenga en cuenta otros tipos de movilidad y respeto por espacios verdes”.

En cuanto a lo que ha podido trascender del proyecto, la asamblea ciudadana precisó que en cuanto a la cuestión de la forestación, el proyecto prevé implantar 3 ejemplares por cada uno que se extraiga; “mantener 2 de las 4 líneas de arbolado existentes”, que “se relevaron 80 ejemplares como máximo” para talar, y que “se propone compensar con 93 lapachos rosados y 47 palmeras pindó”.

La Asamblea Vecinalista también preveía participar este miércoles de una nueva asamblea a la que invitaron los autoconvocados en Defensa del Espacio Verde y Arbolado de Bulevar Racedo.

FUENTE: Era Verde

Cámara de Senadores de Entre Ríos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *