Demoraron al joven que golpeó a un perro hasta dejarlo moribundo

Vecinos denunciaron que los golpes propinados con elementos contundentes dejaron agonizando a un perro, al punto de creer el agresor que le había dado muerte y se aprestaba a descartar el cuerpo.

La situación -tipificada como un delito penal- se suscitó en el Loteo Progreso Crespense, en las primeras horas de la mañana de este martes. La misma derivó en una intervención policial y de la Justicia.

Una testigo contó a FM Estación Plus Crespo que «a eso de las 6:40, me desperté con los gritos de un perro y como pensé que era mío, me levanté enseguida. Por la ventana, vi que había dos perros «abotonados». En eso salió el dueño de la perra y agarró una madera de tarima, gruesa, y le empezó a pegar en el lomo al perro, que evidentemente no era de él. Le pegó hasta que se soltó y aun así le siguió pegando con la madera hasta que literalmente se la partió en la cabeza».

No conforme con ello, «cuando el animal quiso salir corriendo, agarró una pala y le siguió pegando, hasta que lo dejó desmayado. Yo empecé a gritar, porque pensé que lo había matado. Mi mamá se despertó con mis gritos y ahí el vecino de al lado también le reprochaba a los gritos qué hacía y otras cosas porque nos indignó», detalló la mujer.

Aseguró que luego «vino el hermano, con una bolsa, porque pensaron que lo habían matado y lo querían tirar. En eso justo llegó la policía, les dije que revisen el baúl y lo habían metido ahí».

«Fue terrible ver eso. Gracias a Dios el perro está vivo, pero está todo lastimado, y cuando reaccionó se lo veía en estado de shock. Ya está siendo atendido por una veterinaria», dijo consternada. Se trataría de un perro mediano, mestizo, el cual «tiene dueña y que se le puede haber escapado. Pero nada justifica los golpes que le dio a ese animal. Me desesperé».

Asimismo, dio cuenta que pusieron en conocimiento al municipio de la situación y a las Protectoras Unidas de Crespo. «Es alguien que nos dijeron que ya tiene antecedentes de problemas con perros», acotó.

El presunto agresor fue trasladado hasta la dependencia policial, donde fue correctamente identificado. Tomó intervención al médico veterinario municipal, cuyo informe se elevará a la justicia.

Por disposición de la Fiscalía en Turno, el demorado recuperó su libertad y quedó imputado, sujeto a las actuaciones iniciadas, enmarcadas en la Ley de Maltrato Animal.

FUENTE: Diario Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *