Por el paro de UTA, Paraná no tendrá colectivos este martes

La medida fue decretada a nivel nacional por UTA ante la falta de pago de las empresas. El cese será por 24 horas, con amenaza de profundizar. En la capital entrerriana habrá un alto acatamiento.

Debido a la falta de pago de los salarios correspondientes a abril, y tras infructuosas negociaciones en Buenos Aires con la Federación Argentina de Transporte Automotor de Pasajeros (Fatap), la Unión Tranviarios Automotor (UTA) dispuso un paro total de actividades desde el martes a las 0 en todo el interior del país.

En sintonía con esa decisión, la seccional local de UTA adhiere a la medida nacional, confirmó a UNO el secretario gremial Sergio Groh. Los choferes de colectivos de Paraná habían terminado de cobrar un 25% de su haber de marzo recién el lunes.

La medida dispuesta por el Consejo Directivo nacional de la UTA, afirma: “Desde el primer momento venimos exigiendo el cumplimiento del pago a los trabajadores y solicitando tanto a los empresarios como al Gobierno que encuentren mecanismos para dar soluciones a esta cuestión, con el agravante de que nuestros compañeros vienen dando muestras de su compromiso trabajando en la primera línea de los servicios esenciales que se brindan durante la pandemia”.

Los trabajadores del sector cobran habitualmente sus salarios el cuarto día hábil del mes; los pagos debieron acreditarse el jueves, pero las negociaciones en la Secretaría de Transporte de la Nación se extendieron hasta ayer, sin acuerdo. Ante esa situación, UTA llamó a un cese de actividades, y según versa en el comunicado oficial, llamaron: “A los responsables de esta situación a dar respuesta urgente, y advertimos que las medidas podrían profundizarse si no se abonan inmediatamente los haberes adeudados a todos los trabajadores de nuestro sector”.

La amenaza apunta implícitamente al Gobierno, teniendo en cuenta que producto de la cuarentena para evitar la propagación del coronavirus, el uso del colectivo cayó hasta un 90%, y si bien ha recuperado unos pocos pasajeros a partir de la flexibiliación del aislamiento social preventivo y obligatorio, su uso es desalentado por las autoridades nacionales, provinciales y municipales.

En la actualidad, en la capital provincial los servicios se prestan como los días domingo, con un tercio de la flota total, con no más de 45 unidades. A ello hay que agregar que los usuarios deben viajar separados entre los bancos y sentados, por lo que la capacidad se reduce notablemente.

Los empresarios vienen reclamando que con los subsidios vigentes no alcanzan siquiera a cubrir los costos operativos, ante la brutal caída de la recaudación por cortes de boletos. Y esperaban que la Nación intervenga en la cesión de más aportes para solventar el déficit de un servicio público vital para las personas que se desempeñan en actividades exceptuadas, trabajadores de servicios esenciales, de salud, o personas que deben realizar distintos trámites o cobros.

FUENTE: Diario Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *