Por el momento, se posterga el inicio de las obras en Bulevar Racedo

El proyecto de ensanche de esa arteria desde Avenida de las Américas hasta Ramírez fue cuestionado por algunos frentistas y por la Asamblea Vecinalista Ciudadana. La Municipalidad pidió a la empresa que espere unos días para arrancar con los trabajos.

El proyecto de ensanche de Bulevar Racedo estaba previsto que comenzara el jueves pasado, pero cuando la empresa iba a instalar el obrador en la zona se produjo una movilización de vecinos que impidió el inicio de los trabajos. El principal reclamo estaba centrado en que los trabajos de ensanche demandaban la extracción de árboles en esas cuadras y en eso basaban su oposición.

Por ello, este lunes se realizó una reunión entre funcionarios del Municipio y algunos vecinos de la zona en la cual se los informó sobre detalles del proyecto.

“El proyecto se mantiene tal cual está —aclaró en diálogo con EL DIARIO Maximiliano Argento, secretario de Obras Públicas de la Municipalidad—.Lo único que hicimos fue decirle a la empresa que no empiece los trabajos por unos días hasta que hablemos con estas familias, que son dos o tres”.

Argento subrayó que a pesar de que ese grupo de vecinos dice no tener información sobre el proyecto, los detalles del mismo se empezaron a difundir el año pasado cuando se consiguió el financiamiento y se realizaron los procesos de licitación y adjudicación de las obras.

“El proyecto fue publicado en todos los medios y con mucho tiempo, pero igualmente decidimos decirle a la empresa que frene los trabajos, que nos dé tiempo a juntarnos con estos vecinos que dicen desconocerlo. Nos juntamos hoy (por el lunes 11/01), les mostramos el proyecto, les dimos nuestro punto de vista, quedamos en hacer una reunión en los próximos días. Por lo tanto, no vamos a arrancar con los trabajos hasta tanto tengamos este diálogo”, remarcó el funcionario.

Argento insistió que durante el proceso de elaboración del proyecto hubo reuniones con los referentes de las tres vecinales que trabajan en la zona a quienes se les informó sobre los detalles del emprendimiento. Por lo tanto, aseguró que “son tres o cuatro frentistas que dicen desconocer la obra”.

Luego, aclaró: “La obra sigue. Legalmente, se adjudicó y se firmó el contrato. Lo que hicimos fue decirle a la empresa que no inicie los trabajos por unos días hasta dialogar con esos vecinos y poder llegar a un entendimiento”.

ÁRBOLES

En cuanto a las características, señaló: “Es una obra que da una solución integral a muchos barrios, descongestiona el tránsito, intercomunica a dos arterias importantes como son Avenida de las Américas y Ramírez. Es una primera etapa de una serie de obras que van por un lado en calle Racedo y por el otro lado, calle Maciá.  Es una obra que está proyectada desde hace 60 años y ninguna gestión la logró hacer. Nosotros conseguimos el financiamiento y arrancaríamos por la primera etapa”.

En cuanto al problema del arbolado, Argento manifestó: “Ellos (por los que se oponen al proyecto) dicen que se van a extraer 250 árboles y no es así. En esa calle, al ser tan ancha, hay sectores que tienen doble línea de arbolado. Lo que se extraería sería la segunda línea y a su vez se reforesta con mayor cantidad de ejemplares de los que se sacan. Se extraen alrededor de 80 árboles, de los cuales hay 10 que había que sacarlos porque hay riesgo de que se caigan porque están mal. En la obra está contemplada la inclusión de 93 lapachos rosados y 47 palmeras que irían en el centro de la avenida. Es decir que se duplica la cantidad de ejemplares que se reforestan”.

Asimismo, Argento destacó que en los pliegos de la licitación hay indicaciones precisas sobre los árboles y su cuidado y mantenimiento.

“Están contempladas en el pliego ciertas características que tienen que tener los árboles nuevos. Un mínimo de tres años de antigüedad, una altura mínima de 2,5 metros, el tronco tiene que tener un mínimo de 10 centímetros de diámetro. La empresa se tiene que hacer cargo no sólo de la reforestación sino también del mantenimiento de estas especies, del control de las plantas, hasta un año después de terminada la obra. Está contemplado que la empresa tiene que hacerse cargo del riego de los árboles y reponer los ejemplares si es necesario”.

LA CIUDAD DEL REVÉS

Una de las organizaciones que se han movilizado en contra del proyecto de ensanchamiento de Bulevar Racedo es la Asamblea Ciudadana Vecinalista.

“En medio de esta pandemia, en vez de quitar tenemos que agregar árboles. En la asamblea tenemos una comisión de árboles y promovemos la forestación de la ciudad. Hay un déficit de alrededor de 20.000 árboles. Es incoherente si estamos luchando por forestar la ciudad que se promueva la desforestación”, remarcó Cleliza Zapata de la Asamblea en diálogo con EL DIARIO.

También cuestionó: “La única justificación es que es un proyecto de hace 60 años. Pero entonces es de cuando Bulevar Racedo unía la zona de quintas con el ferrocarril. Ahora no tiene sentido: las quintas no están en esa zona y el ferrocarril prácticamente no funciona. Caemos en planificar la movilidad urbana en función del automóvil, dejando a toda la ciudad con menos verde, con menos oxígeno, para que se pueda llegar al centro o salir de él”.

Por otra parte, señaló que el proyecto no ha sido debidamente difundido en su contenido: “El Municipio dijo que había informado a los presidentes de las vecinales, pero solamente es una persona representando a una zona amplia. Una obra que afecta tanto a la naturaleza no es solamente de esos frentistas sino que afecta a toda la ciudad”. Luego se preguntó: “¿Qué sentido tiene sacar un árbol de 60 años para plantar otros que tengan que crecer? No los vamos a ver crecidos. Eso provoca un daño al medio ambiente, no es una cuestión de sacar uno y plantar tres. Cuando el mundo entero quiere reforestar, nosotros en Paraná sacamos árboles. Eso es lo que nos une a los que luchamos contra este proyecto”.

Entendió después que se podría replantear el proyecto: “Eso se puede hacer perfectamente sacando el estacionamiento paralelo al cordón y sirve como doble vía. Se pueden hacer dársenas para paradas de colectivos, bicisendas, garitas, parquizar. La gente de Bulevar Racedo quieren mejoras y plantean que tienen otros problemas, como por ejemplo con las cloacas. Se puede redireccionar ese proyecto. Repavimentar, replantear la iluminación, hacer nuevas garitas. Nuevas propuestas que conformen a la mayoría. Todas las ideas son bienvenidas y se puede llegar a un acuerdo. Estamos a tiempo”.

FUENTE: El Diario

Cámara de Senadores de Entre Ríos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *