Municipio extiende el pedido para que sea racional el uso del agua potable

El uso desmedido del agua sigue siendo un problema y una preocupación constante para el gobierno municipal, como así también para otros vecinos en diferentes zonas de la ciudad que lo padecen constantemente. Si bien en las últimas horas no hubo problemas generalizados de falta de agua, el consumo es muy alto y en algunas zonas sigue faltando.

En una entrevista con el subsecretario de Obras Sanitarias, Juan Pablo Arroyo, el funcionario brindó un panorama general con respecto al agua potable en Paraná.

La semana pasada en la capital provincial el consumo promedio por habitante llegó a los 800 litros, algo totalmente exagerado teniendo en cuenta que los valores aconsejados alcanzan los 250 litros diarios por habitante.

“Hasta el jueves de la semana pasada estuvimos con producción récord entre las dos plantas, con un consumo de alrededor de 800 litros percápita por día por habitante, lo que marca un consumo muy exagerado”, señaló al afirmar que “por las maniobras que hacemos nos damos cuenta que esto es todo consumo y mucho derroche, porque si bien tenemos pérdidas en la red y trabajamos sobre ellas, de acuerdo a las maniobras que hacemos vemos que no nos da la sensación que sean pérdidas sino que es todo consumo”.

“Muchas personas utilizan el agua para todo y esto lleva a que tengamos zonas en donde se provee agua sin problemas con gente que consume lo justo y la cuidan, y otras que hoy están con inconvenientes en la provisión de agua”, conjeturó Arroyo.

Esa situación ha obligado a las dos plantas potabilizadoras (Echeverría y Avenida Ramírez) a producir al límite de sus capacidades. Ahora, si bien existen pérdidas en la red de distribución, la causa principal de tanta demanda es el consumo domiciliario. Por ello, se insistió en la recomendación de racionalizar el uso del agua y evitar el derroche.

Consultado sobre el principal lugar de bombeo que tiene la ciudad para su proveeduría de agua como ser las bombas ubicadas en la zona de la Toma Vieja, el responsable del área señaló que “las bombas están funcionando bien y con la altura actual del río no tenemos ni un problema”.

FALTANTE

Las zonas más afectadas por la falta de agua en los últimos días han sido los barrios ubicados en el sur de la ciudad, pero también se han agregado nuevas áreas, sobre todo en las jornadas con más altas temperaturas.

“La zona en la que hoy más reclamos tenemos son Paraná V y Kilómetro 5 y ½ de Avenida de las Américas. Después en menor medida aparecen la zona del seminario y alguna otra más”, indicó Juan Pablo Arroyo a EL DIARIO y agregó que “en Paraná V, en las próximas horas estará en funcionamiento uno de los pozos que va a alimentar el tanque cisterna que tiene el barrio de la zona oeste”. De las expresiones del entrevistado se deduce que con la puesta en funcionamiento de este pozo se solucionarían los inconvenientes por la falta de agua en ese sector.

Por otra parte, según se informó, la semana que viene también estaría entrando en funcionamiento el pozo ubicado en el Kilómetro 5 y 1/2. “En estos días estaban terminando todas las conexiones y en cuento eso pueda dar agua limpia tomaremos las muestras para hacer el análisis y una vez que tengamos los resultados para considerarla agua que se pueda consumir,  a partir de ahí va a entrar en funcionamiento”.

En esa misma línea, el funcionario municipal dejo plasmada su postura sobre el funcionamiento de los pozos y la solución que permite en zonas que históricamente tuvieron inconvenientes con el agua.

“Yo tenía mis reparos, sinceramente; pero están funcionando bien y ya tenemos cuatro a pleno en este momento y una vez que estuvieron operativos esos pozos, toda su zona de influencia dejo de tener problemas. Ahora estamos tratando en poner en funcionamiento los otros diez pozos que eran parte de la otra obra y el primero lo pondríamos en funcionamiento en las próximas horas en Paraná V, a partir de ahí tenemos un cronograma para todo el mes de enero para ir habilitando todos los otros pozos”, indicó Arroyo en diálogo con EL DIARIO.

PLANTAS

“Están trabajando más allá de su capacidad normal. Tuvimos récord de producción hasta la semana pasada y el consumo sigue siendo muy grande, estamos totalmente con los niveles de producción excedidos”, expresó con preocupación Juan Pablo Arroyo.

Las altas temperaturas suelen ser una de las principales causas por la que aumenta el consumo a esta altura del año. En ese sentido remarcó la preocupación por lo que pueda suceder durante el mes de enero cuando se anticipan muchos días de calor. “Por suerte la temperatura baja de noche y eso nos dio un cierto alivio pero los pronósticos meteorológicos cambiaron porque se habla más de un verano húmedo y caluroso. Esto tiene sus ventajas que sea más húmedo y baje la temperatura, respecto a que sea seco”.

RECOMENDACIONES

Para cerrar la entrevista con EL DIARIO, el funcionario municipal señaló que tenemos una ordenanza de emergencia hídrica que establece que se debe priorizar el consumo de agua para todo lo que es el consumo humano y en el caso de derroche también contempla las multas. “Nosotros como gestión no tenemos la intención de poner multas a la gente, lo que hacemos es apelar a la concientización de cada uno. Le pedimos a aquellos que hoy tienen agua sin problemas que no la derrochen y que piensen que hay otras zonas que están muy afectadas”, concluyó.

FUENTE: El Diario

Cámara de Senadores de Entre Ríos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *