El crimen de Nahiara, en su etapa final

Nahiara Luján Cristo tenía dos años cuando murió como consecuencia de un grave cuadro de desnutrición y lesiones por quemaduras con agua y cigarrillos. Su padre y la pareja de éste, fueron acusados del brutal homicidio. Se inculpan mutuamente. Fiscalía solicitará la única pena que corresponde por el hecho: la prisión perpetua. Las defensas solicitarán la absolución.

En el Salón de Actos del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos, se retomará el debate que se sustanció para determinar las responsabilidades de Miguel Ángel Cristo y Yanina Soledad Lescano en el crimen de Nahiara Luján Cristo, que tenía dos años cuando murió en el hospital San Roque como consecuencia de un severo cuadro de desnutrición y lesiones y quemaduras con agua caliente y cigarrillos que presentaba en todo su cuerpo.

Los imputados eran pareja al momento del deceso de la niña, que falleció el 7 de febrero de 2019 alrededor de las 22.30. Ambos están imputados del delito de Homicidio agravado por el vínculo, alevosía y ensañamiento, que prevé penas de reclusión perpetua.

La audiencia se realizará en el Salón de Actos del STJ en virtud de las medidas de seguridad sanitarias dispuestas por la pandemia generada por el virus Covid-19.

En este sentido, se realizará la transmisión en vivo, por streaming, a través del canal de YouTube del Servcio de Información y Comunicación del STJ.

Asimismo, se dispuso que los imputados sigan los pormenores de la audiencia a través del sistema de videoconferencia, disponiéndose que Cristo lo haga desde el Juzgado de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad, ya que está alojado en la Unidad Penal N°1 de Paraná con prisión preventiva, mientras que Lescano lo hará desde la vivienda en la cumple la medida de coerción bajo la modalidad de prisión domiciliaria.

El Tribunal de Juicio está integrado por Gervasio Labriola, Alejandro Canepa y Carolina Castagno.

La acusación pública es responsabilidad de los fiscales Juan Malvasio y Santiago Brugo y la querella particular de Eduardo Gerard.

En los alegatos de apertura del debate, que se realizaron el lunes 9 de marzo, ambas acusaciones sostuvieron que están en condiciones de probar la autoría de ambos imputados en el crimen de la beba. Fiscalía sostiene que Cristo agredió durante un tiempo a su hija con golpes y quemaduras, mientras que de Lescano manifestó que no cuidó de la niña a pesar de que sabía lo que ocurría, eludiendo su condición de madre sustituta.

Al interrogatorio sobre los datos personales, Lescano respondió que es soltera, de 31 años, empleada doméstica y ama de casa, y Cristo, que es soltero, de 29 años, y se desempeñaba como comisionista.

Carlos Antico tiene a su cargo la defensa de Cristo; mientras que Patricio Cozzi y Ricardo Bordato, de la Lescano. Las defensas disintieron con aquella apreciación.

El lunes 9 de marzo, Cozzi y Bordato cuestionaron que “no es sorpresa el planteo (de Fiscalía)”, al que acusó de “tener cero perspectiva de género”.

Cuestionaron que se omitieron leyes nacionales e internacionales sobre violencia contra la mujer e instaron a que se considerara “la historia de vida de Yanina”.

Finalmente propusieron “analizar las cosas que van a pasar en el debate, desde el peso de la cultura patriarcal. Este es el único sentido en el que puede pensarse y analizarse este caso”.

Antico se ubicó en las antípodas de la posición de los defensores de Lescano. En este sentido disintió “con los roles que se les asignan”, de los cuales sostuvo que “están invertidos. Cristo es inocente de las lesiones que recibió Nahiara Luján”.

Para debilitar el argumento de la alegada violencia de género, indicó que su defendido nunca tuvo ningún tipo de inconveniente en las relaciones con sus anteriores parejas y concluyó que “no debe mezclarse el contexto de violencia de género”.

FUENTE: El Diario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *