Clausuraron el boliche Le Brique en Villa Gesell

Tras una nueva marcha para pedir justicia, las autoridades cerraron el local bailable al que había ido Fernando Báez Sosa antes de la golpiza mortal que le propinaron los rugbiers.

Las autoridades clausuraron en la madrugada de este jueves el boliche Le Brique, donde comenzó el altercado que terminó con el asesinato de Fernando Báez Sosa.

Cerca de las 3 de la mañana, la policía de Villa Gesell pegó la faja en las puertas del local, ubicado en la avenida 3 (entre Buenos Aires y la calle 102), en medio de una nueva manifestación en reclamo del esclarecimiento del hecho y del cierre del boliche. La clausura se dio a cinco días del asesinato del joven de 18 años, quien fue brutalmente golpeado por un grupo de rugbiers.

En las últimas horas, decenas de personas se habían autoconvocado por las redes sociales para realizar una nueva marcha para pedir justicia y medidas de seguridad que puedan garantizar la integridad de los jóvenes, tanto en Le Brique como en todos los comercios y bares de la localidad bonaerense.

El lunes pasado, los vecinos organizaron la primera marcha, una sentada pacífica, en el centro de Villa Gesell, luego de que el boliche abriera las puertas el sábado por la noche, menos de 24 horas después del crimen.

Por la muerte Báez Sosa hay diez detenidos. Dos de ellos, Máximo Thomsen y Ciro Pertossi, están imputados como coautores del asesinato.

Este jueves a la mañana empezarán las ruedas de reconocimiento, en las que los amigos de Fernando volverán a ver al grupo de rugbiers acusados por la muerte del joven.

Fernando Báez Sosa fue asesinado este sábado a la madrugada, entre las 4.44 y las 4.45, en la puerta del local bailable. Minutos antes, los dos grupos que forcejearon dentro de Le Brique fueron echados por el personal de seguridad. Ya en la calle, Fernando fue atacado con golpes de puño y patadas.

«Cuando lo encontramos le estaban haciendo masaje cardíaco, y estaba conectado a un desfibrilador. Pero, lamentablemente, no había ningún signo vital que pudiéramos constatar», relató la médica Carolina Giribaldi, que llegó con la ambulancia menos de 10 minutos después de ser informados sobre la situación.

FUENTE: Minuto Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *