Cinco detenidos tras tiroteos entre barrios Consejo y 1º de Julio

Luego de las balaceras del sábado a la noche la Policía detuvo a integrantes de los dos grupos que asolan la zona conflictiva.

Grupos antagónicos de los barrios Consejo y 9 de Julio de Paraná dirimieron sus diferencias a los tiros y la zona de calles Vicente del Castillo, 3 de Febrero y Tacuarí se volvieron campos de batalla desde el anochecer del sábado. En dos procedimientos seguidos la Policía persiguió y detuvo a integrantes de ambas bandas y secuestró armas de fuego de grueso calibre.

Vecinos de la zona de conflicto enviaron a UNO mensajes y audios de los enfrentamientos armados. En uno de ellos se escuchan al menos 30 detonaciones de distintas armas utilizadas en el fuego cruzado, en interminables 11 segundos. La mayoría de las familias estaba en sus hogares, pero todavía había chicos afuera jugando.

Muchos llamaron al 911 denunciando la violencia y el peligro que corrían todos por los balazos que podían meterse por alguna ventana. Arribaron al lugar del tiroteo móviles de la comisaría cuarta, policías motorizados y el grupo especial de la Jefatura Departamental, que acudieron en apoyo a personal del destacamento policial.

Esta primera intervención, alrededor de las 22, fue en el barrio 1° de Julio, donde persiguieron por los pasillos de los edificios a los integrantes del grupo delictivo que disparaban desde ese sitio a sus contrincantes. Lograron arrestar a dos personas, un joven mayor de edad y un menor. El primero quedó alojado en la Alcaidía de Tribunales, y el segundo fue entregado a sus padres.

Tenían dos armas de alto poder de fuego: una pistola calibre 9 milímetros y una 40, que fueron secuestradas y serán peritadas por la Dirección Criminalística, cuyo personal trabajó en el lugar levantando indicios balísticos.

El segundo episodio sucedió mientras la Policía todavía trabajaba en la zona de las primeras detenciones de sospechosos. Un grupo del barrio Consejo se apareció en un vehículo, aparentemente con intenciones de reanudar la batalla. Desde el 911 modularon por radio que circulaba un auto color bordó efectuando más detonaciones de armas de fuego, por lo que se montó un operativo para interceptar al vehículo.

Los policías del móvil de la Guardia Especial de la Jefatura Departamental y las motos del GIA vieron a un Toyota Corolla. Los motorizados lo persiguieron, el auto tomó por calle Suipacha y buscaron salir del barrio por Tacuarí, una calle que bordea el barrio 1º de Julio. Justo en ese momento circulaba en sentido contrario la camioneta de la Guardia Especial y en esa intersección ambos vehículos colisionaron.

Sus ocupantes no tuvieron más alternativa que entregarse. Redujeron a un joven de 26 años, una de la misma edad y un adolescente de 16. Llevaban una pistola calibre 9 milímetros y el conductor tenía además un cargador repleto de balas para continuar a los tiros para cuando fuera necesario. Los dos jóvenes quedaron alojados en la Alcaidía y el menor fue entregado a sus padres.

Según informaron a UNO tanto fuentes policiales como del barrio donde ocurrieron los hechos, los protagonistas de estos enfrentamientos son dos grupos que vienen hace años peleándose por distintos motivos, desde asuntos personales hasta otros relacionados al ambiente delictivo. Por un tiempo se habían calmado, pero ahora recrudecieron las diferencias.

Se mencionó que de un lado los que disparaban eran Los Monitos, un grupo de hermanos y otras personas que hace varios años son nombrados en los hechos de violencia e inseguridad en el barrio Consejo. Un par de los hermanos han sido condenados por diferentes delitos, incluso un homicidio, y en 2013 otro de ellos, adolescente, fue asesinado en forma artera y traicionera en una esquina de ese barrio. Uno de los detenidos en el segundo episodio, en la madrugada de ayer, es uno de Los Monitos.

FUENTE: Diario Uno

Cámara de Senadores de Entre Ríos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *