Piden sobreseer a los imputados por el ataque a Varisco

Las defensas de Verónica Gauna y Claudio Godoy pedirán hoy la desvinculación de sus defendidos respecto de la imputación que se les formuló por la agresión en la que el ex intendente Sergio Varisco, sufrió una lesión en la cadera.

Los abogados Humberto Franchi y Javier Aiani, que respectivamente, representan a Verónica Julieta Gauna, de 40 años, y Claudio Javier Godoy, de 46 años, solicitarán que sus defendidos sean desvinculados de la causa que investiga la agresión que el ex intendente de Paraná por la Alianza Cambiemos, sufrió el martes 1° de octubre alrededor de las 16.

Originalmente, la audiencia estaba programada para el viernes 27 pero se suspendió. Las distintas fuentes judiciales consultadas precisaron que fue reprogramada para hoy a las 9. También está imputado por el hecho Juan Ignacio Musuruana, de 26 años, que fue el autor de la agresión. El joven es defendido por la Defensa Pública.

Los memoriosos recordarán que a Gauna y Godoy y Musuruana la Fiscalía les reprocha que el martes 1° de octubre en el frente la casa donde reside la madre de Varisco, Pellegrini al 100, abordaron a quien aún era Intendente para reclamarle contratos prometidos. Aparentemente, en el medio del acalorado cruce de palabras y agresiones físicas Varisco cayó al suelo. Luego se corroboró que se había fracturado la cadera. Por esa lesión, Varisco fue internado en una clínica local e intervenido quirúrgicamente para colocarle una prótesis.

El hecho tuvo una notable repercusión pública, no sólo por la gravedad que significa un altercado de estas características y con semejantes consecuencias en las que estaba implicado un Intendente que ya había sido protagonista de distintas noticias no vinculadas directamente a su gestión al frente del gobierno comunal, sino por el hecho de que fue registrado por celulares de ocasionales testigos lo que, a su vez, derivó en una cantidad importante de reproducciones y reenvíos en distintas redes sociales. En esos materiales se escucha con nitidez que Musuruana cita a la hija del Intendente, Lucía, actual diputada provincial, secretaria privada de su papá por aquellos días, como un contacto político más en la cadena de favores políticos no consentidos en los términos aparentemente prometidos.

Luego, el propio Varisco explicó que el airado reclamo de sus conciudadanos estaba vinculado a cuestiones que lo superaban, como puestos de trabajo.

ALTERNATIVA

Por motivos formales la audiencia en la que se pedirá el sobreseimiento de Gauna y Godoy fue postergándose y una posibilidad cierta es que se desarrolle en el día de hoy, último día hábil del año.

En representación del Ministerio Público Fiscal (MPF) estarán las fiscales Natalia Taffarel y Mercedes Nin. Presidirá la audiencia de solicitud de sobreseimiento la jueza de Garantías Nº 1, Marina Barbagelata.

Gauna y Godoy llegarán a la audiencia hoy en libertad. En la audiencia que se realizó el jueves 3 de octubre, dos días después de la agresión, Barbagelata resolvió hacer lugar a los pedidos de las defensas de los tres imputados al rechazar las solicitudes para que los imputados sigan el proceso privados de la libertad con prisión preventiva en la Unidad Penal N°1 de Paraná.

Se los acusó de los delitos de Lesiones graves y Coacciones agravadas. Aquel día, la jueza tomó contacto con el video que exhibió un segmento de la agresión y que, como se señaló, circuló por las redes sociales y medios de comunicación. Con esa evidencia, más la que se pudo recabar en las primeras diligencias investigativas, entendió que por el grado de participación que se desprende del video, a Musuruana, le correspondió el arresto domiciliario por 30 días, en tanto que a Gauna y Godoy, la excarcelación con restricciones, puesto que habrían desarrollado una participación secundaria.

En otra audiencia que se realizó el viernes 1° de noviembre, Barbagelata resolvió conceder la excarcelación con restricciones a Musuruana. Asimismo, en aquella audiencia decidió que Gauna y Godoy continuarán en libertad con las mismas restricciones que se les impuso en la audiencia de octubre. Las restricciones comprendieron a la hija del ex intendente, Lucía Varisco, involucrada por Musuruana.

A DISTANCIA

Así, Gauna y Godoy quedaron obligados a mantener el domicilio que brindaron en la audiencia, no pudiendo modificarlo sin dar previo aviso a la Fiscalía; además se les impuso la prohibición de realizar cualquier tipo de actos molestos, violentos, intimidatorios y perturbadores, por sí o por otra persona, o por cualquier medio hacia los testigos del caso, especialmente los de Fiscalía; la prohibición de ingreso a la Municipalidad de Paraná, la obligación de mantenerse a una distancia mínima de 200 metros del domicilio de Varisco y su hija, y los testigos de la causa; y la obligación de mantenerse a una distancia mínima de 100 metros del ex intendente. Esto implicaba que si el ex mandatario agredido, en la medida en que el delicado cuadro de salud que atravesaba se lo permitía, visitaba un barrio o realizaba una actividad relativa a su función, los imputados debían retirarse inmediatamente del lugar.

En relación a Musuruana, la jueza resolvió dictarle la prisión preventiva bajo la modalidad de arresto domiciliario por el término de 30 días, bajo la responsabilidad del padre, quién se comprometió a imponerle la prohibición de realizar cualquier tipo de actos molestos, violentos, intimidatorios y/o perturbadores, por sí o por otra persona, o por cualquier medio hacia Varisco, su hija y los testigos del caso. La restricción hacia la hija del intendente se fundó en que las amenazas la comprendieron, habida cuenta que se escuchó que Musuruana le reprochaba al intendente que aquella le prometió darle trabajo.

FUENTE: El Diario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *